¿Añil y violeta? ¿Ves el límite?

Hoy día asumimos que el concepto de color no se encuentra circunscrito  a la longitud de onda de una radiación, sino que además lleva implícito otros factores (psicológicos, fisiológicos, grados de oscuridad y saturación, etc.) que lo condicionan. De alguna manera, todos contribuyen a generar en la mente colores diferentes… 

Arcoiris

Pero es obvio que no persigue este artículo teorizar sobre el color (de ello ya se ocupan los especialistas en esta materia), no obstante, el planteamiento previo acerca de esa “indefinición” sobre la gama cromática, podría ayudarnos a  explicar la razón de por qué demandamos con urgencia un recurso educativo fundamental en la Enseñanza Secundaría de Adultos. Es decir, la Orientación.

La acción tutorial en  ESPA, solo será eficaz si circula en tándem acompasado con el Departamento de Orientación acordando los “límites” de cómo afrontar la gran variedad de colores que acompaña a este tipo de alumnado.

Y volviendo al símil de partida, pregunto:

¿Eres capaz de percibir la diferencia entre el añil y el violeta en el arco iris? ¡Qué sutil diferencia!, ¿verdad?...

Tanto como establecer la línea de separación entre cuáles son las funciones de la tutoría y la orientación

Las actuaciones tutoriales, y en muchísimos casos de jefatura de estudios, están llevando a sus hombros la precariedad de un recurso tan demandado como la asistencia personalizada y la atención a la diversidad en personas adultas; en consecuencia, ¡siempre sean bienvenidas todas las iniciativas procedentes del departamento de Orientación para aliviar tan compleja responsabilidad!

Y, precisamente, el miércoles, 3 de mayo de 2017, el alumnado de ESPA-presencial asistió, acompañado de su tutora, Yolanda Amate, a una charla informativa de dos horas ininterrumpidas de duración que fue impartida por Inmaculada, la orientadora del instituto junto a tres jóvenes en prácticas, cuya aportación de experiencias personales fue muy útil para crear un clima de participación en el que “estaba prohibido no preguntar”.

Tras asumir con plena conciencia qué significa “la escucha activa”, después de  la lectura de un breve texto (elegido por una de las alumnas que acompañaron a Inmaculada) y en la que prestar atención a su contenido mostró su evidente importancia, el taller se fue desarrollando con muchísimo interés por parte del alumnado… ¡Cuánta demanda de información! ¡Tantas, las preguntas!

Cada asistente, ayudado de su ordenador portátil, aprendió a buscar todos los aspectos académicos relativos a  la educación de personas adultas, formación profesional, titulaciones, requisitos académicos, pruebas de acceso, etc. mediante consulta en el portal específico de la Consejería de Educación destinado a tal fin.

Emoticon AladoPero, las secuelas de la sesión de coaching compartido en la sede de Apafima del pasado miércoles, 26 de abril de 2017,  seguían presentes… Y, por ello, insisto en el ¡bienvenido sea este taller del departamento de orientación llovido del cielo! ya que a instancias de su tutora, impulsó que algunas alumnas con relevante necesidad de orientación solicitasen cita con Inmaculada para intentar “reconducir” sus vidas… ¡Creo que ahora sí puede comprenderse mejor el significado  de ese tándem al que hice antes referencia y, más aún, los tan necesarios límites de actuación!

Y concluiré esta reseña con sosiego y mucha esperanza…

No desistamos en nuestro empeño por mejorar “lo mejorable” con pinceladas de color añil   que, según antiguas tradiciones, simboliza “la verdad”, ayuda en el camino que conduce a lo que queremos y, ¡o maravilla!, ¡contribuye a eliminar el dolor de cabeza!