MEDALLA DE ANDALUCÍA 2017

Las enseñanzas de adultos del instituto reciben el Reconocimiento especial del Programa Incorpora de “La Caixa”

El pasado martes 9 de mayo tuvo lugar en el Auditorio de CaixaForum Sevilla el acto de entrega de los Reconocimientos 10 años del Programa Incorpora de “La Caixa” en Andalucía. La finalidad de este acto fue la de reconocer las mejores actuaciones en el ámbito de empleo de personas en situación de riesgo de exclusión social a lo largo de la vida de este programa.

Nuestro instituto ha sido distinguido con un Reconocimiento especial, otorgado como distinción al trabajo realizado en las enseñanzas de adultos, especialmente con el alumnado de secundaria. Desde hace algunos años, nuestro centro colabora con la organización “Málaga Acoge” en la inclusión escolar de una población en elevado riesgo de exclusión social y laboral. El esfuerzo y la dedicación del personal de esta organización y del equipo de profesores que trabaja con estos jóvenes han sido merecidamente recompensados con este reconocimiento.

Premio Rafa 

A continuación reproducimos las palabras de agradecimiento del Jefe de Estudios de adultos, Rafael Maldonado, pronunciadas en el mencionado acto:

“En nombre del equipo directivo del instituto Vicente Espinel y del conjunto de profesores que imparten enseñanzas para adultos, especialmente del equipo educativo de mujeres que trabaja en Secundaria: Yolanda, Lola, Carmen, Sara y Cristina, quiero dar las gracias al programa INCORPORA, de la Obra Social de “La Caixa”, por el reconocimiento especial que hoy nos conceden.

“El capítulo de agradecimientos no estaría completo sin extenderlo a “Málaga Acoge”, organización que nos propuso para este reconocimiento. “Málaga Acoge” realiza en Málaga un encomiable trabajo centrado en personas en riesgo de exclusión social. Me gustaría citar a Genoveva López, técnica del área de Empleo, con la que mantenemos una estrecha relación, y que trabaja a diario con personas a las que enseña a diario el valor de la superación y del esfuerzo. Su ejemplo y el de los jóvenes de los que se ocupa nos ayudan a seguir adelante en nuestro trabajo de cooperación con esta organización.

“El colectivo con el que trabajamos está formado por chicos extranjeros que entraron en nuestro país en los bajos de un camión o en pateras, que cuando salen del sistema de protección al cumplir la mayoría de edad quedan en situación de calle y sin una mínima red de apoyo familiar. Y es ahí donde comienza nuestra labor conjunta: conseguir el retorno educativo de estos jóvenes. No se trata tan solo de que consigan titular o de que tengan posibilidades de acceder al mercado laboral, sino de ofrecerles una referencia social válida, de que encuentren por fin un entorno normalizado en el que desarrollarse como personas. Es en nuestro instituto donde su vida se normaliza,  donde ellos sienten que forman parte de una institución educativa, como es el caso de nuestro centro.

“Estamos orgullosos de nuestro trabajo, aunque aún nos quede un largo camino por recorrer. El premio lo sentimos como propio, pero no solo es nuestro: lo compartimos con Málaga Acoge y con  el grupo de jóvenes con los que trabajamos.

Muchas gracias.”