¿Rendición o reto? ¡Tú eliges!

Ya viene siendo una tradición en el Plan VECA contar con la visita de Víctor Valero. Su presencia  supone el aldabonazo de salida a las actividades que vamos a desarrollar a lo largo del curso. Víctor, tan sincero y que siempre está encantado de colaborar con nosotros, ha intentado contagiar al alumnado de 1º y 2º de Bachillerato con su dinamismo y ganas de vivir.

 

La primera cuestión que nos ha sorprendido hoy ha sido el cambio radical de imagen de Víctor. Con su cabeza rapada y más contundente que en las visitas anteriores, nos ha confesado que venía al Gaona desde la planta de Oncología del Hospital Materno Infantil con la que va a colaborar con todas sus energías durante el próximo año. Víctor, un joven de 26 años, le ha hecho llegar a los chicos y chicas de Bachillerato que en la vida “lo que das, lo recibes”.

 

Todo un luchador desde el nacimiento, sigue peleando por alcanzar todas las metas que se propone. Dispuesto a ayudar a quien se esfuerza, Víctor nos hecho mucho hincapié en luchar por los objetivos. Durante su intervención, ha insistido continuamente en la importancia de relacionarse con todas las personas; según él, disponer de habilidades sociales y una buena capacidad de comunicación son elementos claves para afrontar el futuro con garantías.

 

Víctor habla con cercanía de todos los temas con los jóvenes: estudios, familia, enfermedad, drogas, trabajo, amistad, etc. y les insiste especialmente en que no debe haber lugar para las excusas si nos referimos a los estudios. A través de su experiencia, Víctor consigue demostrar que “querer es poder” y que la voluntad es clave para ir superando las dificultades reales que nos plantea la vida.

 

Del mismo modo, Víctor ha insistido en la conveniencia de abrir la mente. No todo está en las redes sociales, ni el teléfono móvil debe convertirse en el centro de nuestra vida, las personas que nos rodean nos enriquecen mucho más que cualquier dispositivo o aplicación. Por ejemplo, ha empezado a jugar al fútbol con un equipo de personas con discapacidad y él se ha convertido (por su edad y experiencia) en líder para sus compañeros, del mismo modo que las familias le ven como un modelo positivo que pueden alcanzar los demás.

 

Para terminar, Víctor nos planteó la cuestión que da título a esta breve crónica: ¿rendición o reto? En su caso personal está clara la opción: nunca rendirse. Como decía Pablo Ráez (del que nos ha hablado Víctor), la vida consiste en luchar, en crecer, en aprender y en disfrutar cada día.

 

Como siempre, la visita de Víctor lo muestra como un magnífico ejemplo de “Héroe del día a día” del Plan VECA. Un nuevo curso que nos traerá más protagonistas de Voluntad, Esfuerzo, Constancia y Adaptación.

Image1 Image2