ESPA-P “observa, cuestiona y experimenta” con Leonardo da Vinci

Foto 2El pasado viernes, 17 de mayo, alumnado de ESPA-P visitó la exposición de la Obra Social la Caixa que, con motivo del quinto centenario de la muerte de Leonardo da Vinci, tiene como objetivo aproximar al pensamiento de este genio  y a su actitud ante la vida con el fin de fomentar la curiosidad, el espíritu crítico y el deseo de saber a través de la observación.

Los alumnos fueron acompañados por Yolanda Amate, profesora del ámbito científico y gracias a la invitación de Apafima (Asociación de pacientes de fibromialgia de Málaga) que, cortésmente les ofreció plazas disponibles para compartir con miembros de la asociación una visita guiada a la mencionada exposición.

La vinculación de Apafima con el IES “Vicente Espinel” no es nueva. Durante el curso 2014-15, año de la puesta en marcha del PLAN VECA,  visitaron nuestro centro por demostrar ser verdaderas heroínas del día a día”

Pincha aquí 1

Con posterioridad, la colaboración continuó compartiendo con alumnos de ESPA-P, un emotivo e interesante Taller de coaching organizado por la asociación.

Pincha aquí 2  Foto 4

Respecto a la exposición, conviene saber que ha contado con la especial colaboración del centro Clos Lucé (centro de referencia para la divulgación del legado de Leonardo) y con el asesoramiento científico del historiador Pascal Brioist.

Además, en los exteriores de la misma, se exhiben cuatro magníficas  maquetas a escala real que son reproducciones “fieles” de los dibujos originales de Leonardo y que han sido construidas con materiales actuales y “tecnología punta”, por un equipo de ingenieros especializados en la construcción de robots y prototipos.

Leonardo da Vinci… Arquitecto, inventor, urbanista, ingeniero, pintor, escultor, filósofo, músico, anatomista, naturalista…

¿Qué fue Leonardo? ¿Un polifacético? ¿Un “interdisciplinar”, como diríamos en “el argot” educativo? ¿Cómo denominar a una persona versada en diversas materias tanto en el ámbito científico como en el humanístico cuyas ideas  siguen siendo modernas?

Su creatividad nació de una inquietud y curiosidad universal de tal manera que llegó al conocimiento de distinta forma que sus contemporáneos puesto que lo logró mediante un método basado en la observación, la experimentación y la analogía… ¡Y lo más importante! ¡Cuestionó  ideas aprendidas y teorías hasta entonces “intocables”! Puro “espíritu crítico”.

Pero… Sí. Se equivocaba muchas veces; a pesar de ello (y es lo más importante) siempre lo intentaba de nuevo sin rendirse.

Foto 6Precisamente esas maquetas a escala real a las que hicimos alusión con anterioridad,  evidencian algunos errores. Por ejemplo, sus “alas” obviaron el peso de nuestros huesos, y aunque los seres humanos y el mismo Leonardo ansiemos volar como las aves, no lo somos. Su “barco” sin energía motora, bien poco podría sustituir al de galeras, ni su “tornillo volador” ser precursor de un helicóptero… ¡Ay, si da Vinci hubiese contado con la máquina de vapor! Siempre un adelantado a su tiempo tan polémico como transgresor.

El primer alumno del grupo en llegar a la exposición fue Jesús, quien manifestó sumo interés en profundizar más en el conocimiento de Leonardo da Vinci (había leído  y visto diversos reportajes sobre este genio). Tras él, se fueron incorporando el resto de compañeros hasta que, por último, llegaron Dª Carmen Oliva, presidenta de Apafima  junto  a miembros de la asociación.

Intercambios cordiales de saludos y presentaciones y acuerdo con el guía de iniciar la visita ¡empezando por la carpa!…

Tras visionar un impactante documental, en el que de forma diáfana y sencilla se invitaba a saber “observar” los fenómenos tras hacerse preguntas sobre las causas que los generan, comenzó la sesión de  juegos interactivos  -analógicos y digitales- en los Foto 7que comprender, experimentar  y descubrir fueron las únicas reglas. Sin lugar a dudas, fue la parte más divertida de la visita. Se formaron grupos heterogéneos y diversos. Así, por ejemplo, Carmen Espejo y visitantes de Apafima, junto a Mari Luz, alumna de ESPA-P y Yolanda, su profesora de ámbito científico, intercambiaron sonrisas e ingenio en las pantallas táctiles mientras que Mostafá, Carmen, Candela y Roberto (alumnos de ESPA) intentaron sincronizarse para lograr llegar hasta el final en un complejo circuito de ingenioso diseño. También su profesora jugó con ellos y, de no haber sido por la limitación de tiempo que establecía la visita, ¡aún seguirían allí! smile

Posteriormente, en los exteriores se describieron las maquetas con una información previa a cargo del monitor sobre la biografía de Leonardo.

Y llegó la despedida… Allí estaba él. El photocall de la exposición, el Hombre de Vitruvio y sus proporciones de ¿cuerpo humano perfecto?… La distancia desde la parte inferior de la barbilla hasta la nariz, y desde las cejas hasta el nacimiento del pelo es la tercera parte del tamaño del rostro, y es la misma medida de la oreja. La altura del cuerpo es 10 veces la longitud de la mano, desde la muñeca al final del dedo medio. Desde la punta de la barbilla hasta el nacimiento del pelo tiene la décima parte de la altura del cuerpo. Desde la parte superior del pecho hasta el borde de la cabeza es la sexta parte del cuerpo. Desde la parte superior del pecho hasta nacimiento del pelo es la séptima parte del cuerpo. Desde el codo hasta la punta de la mano es la quinta parte del cuerpo. La longitud del pie es la séptima parte del cuerpo. Desde la planta del pie hasta debajo de la rodilla es la cuarta parte del cuerpo.

Foto 3

Las posiciones de los pies tanto en el círculo como en el cuadrado (figuras geométricas representativas de la perfección) llamaron bastante la atención de Mostafá a la vez que escuchaba los datos numéricos sobre las proporciones…. Comentó: Pero, eso no puede ser verdad. Cierto- le contestó su profesora-. Sería aburrido, ¿no crees?  Por fortuna, no hay cuerpo humano perfecto. Es mejor ser  perfecto en nuestras imperfecciones.

¡Vamos! ¡Hagamos una foto de un chico “real”!

  • Foto-1
  • Foto-2
  • Foto-3
  • Foto-4
  • Foto-5
  • Foto-6
  • Foto-7